martes, 17 de julio de 2012

Prólogo

Debajo de la máscara del ego, se encuentra tu ser esencial.
 

     Un mercader, antes de morir, hace esculpir su cuerpo en bronce y deja dicho en su testamento: «Encontrarán un tesoro enterrado donde cae la sombra de mi estatua». Durante todo el año y a todas horas sus hijos cavan la tierra. Pero la sombra indica siempre puntos distintos a medida que el sol recorre el cielo. La búsqueda es infructuosa hasta que un día, exactamente a las doce, un servidor astuto abre a martillazos el pedestal y encuentra el tesoro... Inspirados por esta historia hemos tratado de expresarnos con la mayor brevedad.

De: El tesoro de la sombra de Alejandro Jodorowsky

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes